Hola metalero, todos estos días he estado en encierro pensando y analizando todas las cosas que se mueven en las redes sociales, y veo personas sufriendo y llorando por las personas que trabajan en anunciar las bandas de metal de Colombia.

Hace un tiempo tuve la oportunidad de hablar con Andres Durán de Radionica, y él me contaba las batallas que vivió mientras hacía radio para el metal del mundo y difundirlo en Colombia, recibió insultos y demás cosas que le parecían increíbles, y más cuando su único interés era difundir metal. Aun así encontró trabajo en una emisora donde ahora pone metal internacional y nacional pero la cual es avalada por el estado, ya que no había manera privada de poder sostenerla por falta de audiencia y dinero que pagara las cuentas que demanda tener un medio de comunicación.

Es curioso ver como tantas personas apuestan por el sonido de nuestro país, pero los oyentes y las bandas mismas se encargan de enterrarlos y despotricar su trabajo; nada los satisface a plenitud, y su más grande aporte a esta escena es hablar mal de los demás.

No sé desde qué momento de la historia la mayoría de metaleros quieren las cosas gratis, ¿será porque muchas personas para arrancar un negocio regalaban su producto o servicio?, ¡no tengo idea!, pero tengo una opinión personal frente a esto, en el momento que todo el mundo intentó trabajar por el metal creyeron que regalando todo, la gente los apoyaría y seguiría su trabajo, ¡pero no! las bandas solo hablan de los medios cuando se habla de ellas únicamente.

Muchas personas ignoran los costos que conlleva tener un medio de comunicación, nosotros comenzamos como un hobbie, intentamos dar tiempo libre de nuestras vidas para hablar de nuestro metal colombiano, pero ha pasado el tiempo y queremos hacer un medio 24/7 y que todo el tiempo por la red la gente pueda descubrir el sonido que se funde en este país, porque cuando se habla de talento, lo tenemos en Colombia y de alta calidad.

En este momento es muy fácil hacer un medio, lo realmente difícil es fidelizar a la gente con su forma de entregar el contenido, y hacer que el contenido sea de su agrado.
Para los medios hay una prioridad, y, es el sonido de nuestro país, eso es algo que me reconforta porque hacemos que más personas descubran las bandas que tenemos y que al menos puedan vernos en su radar geográfico musical y de esta manera llegar a tener un Slayer o un Sepultura local que nos represente en el mundo para que más bandas puedan lograr su cometido y llegar a tener un proyecto que pague los costos que acarrea.

Este año Maldito metal colombiano se propuso tener un medio masivo para metaleros, y lo estamos logrando así a muchos no les guste. La idea de nosotros es poder llegarle a mundo con muchas propuestas musicales, y que sea el metalero el que decida que banda compra o escucha en su playlist; eso no depende de nosotros, nuestro único propósito es exponer las bandas y que el oyente elija que sonido le transmite lo que busca y quiere sentir.

Por ahora quisiera que usted se pusiera pensar ¿de dónde debe salir el dinero que pague los equipos y personal que se necesita para tener un medio masivo dedicado al metal de Colombia? Les propongo una cosa, las personas de la escena deberían financiar todo lo que en ella habita, comprando y consumiendo el metal de las bandas que gustan, generando así un camino de consumo con el honor que conlleva pertenecer a dicha escena. Así, las bandas podrían dar la más alta calidad a su sonido y producciones y los medios mostrarían sus sonidos y propuestas para alcanzar más personas alrededor del mundo.

Los medios se financian de donaciones, pagos de pautas por parte de bandas y de empresas privadas, pero las empresas privadas han perdido la credibilidad en nuestra escena debido a la falta de consumo, no hay grandes masas que sigan las bandas ni colombianas, ni internacionales. Por esto es que los medios necesitan de la audiencia y del dinero que ella pueda generar para lograr crecer e implantarse en el país.

Lo invito a que pueda creer en todo lo que tiene la escena para ofrecerle, conciertos, producciones físicas y medios de comunicación y ya verán como en unos años estaremos en el radar del mundo, consumirán nuestras bandas y la calidad de nuestros elementos de la escena se elevará.

Una escena no debe ser unida, debe ser entendida y consumida para poder darle argumentos sólidos a la elección consciente de un interés musical.

Los odia con afecto Thrasher Smith de Maldito metal colombiano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here